miércoles, 6 de marzo de 2013

Miguel Ángel Curiel (Korbach Valdeck, Alemania, 1966)



                      -ESPACIOS-


Ser un junco para no ser nada. Un tallo de ti mismo. En la nieve parecen más fáciles de arrancar. También un álamo partido en el cielo. Sus hojas cada vez más altas. Verlas girar en el aire es como ver al que sube por inanición. Al que no quiere comer más que hojas amargas –y las masticamos para tener mejor leche- Así un río sucio aún es bello. Yo no. (Aunque escriba, aunque conciba la escritura como un río limpio, aunque…)Veo esas montañas desde niño. Que pesada ha hecho mi vida esa visión. No la ha liberado ni la ha enriquecido. Esas montañas me han hecho grandilocuente y perezoso. Cuando estoy lejos de ellas y cierro los ojos, están dentro de mi, pero son más pequeñas, como yo soy más pequeño y extraño para mi cuando estoy lejos. Cargadas de nieve pesarían menos. Pero no, pesan más, y son más altas. Incluso me alejo un poco más de ellas para ser feliz.



   
CUERDA


La cuerda tensa

corta el aire

en dos,



y la luz propia

choca con la del mundo-



Mis palabras deben ir

por encima de la cuerda

aunque yo me agache

al pasar por debajo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario